Del el 1 al 30 de junio en Aranda de Duerocepa.

1 vino 1000 colores.

La exposición se plantea, desde una perspectiva diferente, donde se aúnan desde un primer momento arte y vino, pero donde entran a formar una parte importante los recuerdos; la familia, los amigos y las colaboraciones realizadas en los últimos años. La poesía, los libros y las ilustraciones también estarán presentes en esta exposición.

Una visión tierna y atrevida, donde las obras y el espacio expositivo nos invitan a soñar. Gracias Xandra.